Saldo, una app mexicana busca conquistar inmigrantes en EU

envio-mailing-bases-de-datos

 

Saldo, una nueva aplicación para teléfonos inteligentes con iOS y Android desarrollada por jóvenes mexicanos, quiere convertirse en el servicio preferido de los inmigrantes en Estados Unidos que buscan apoyar a su familias en México.

La aplicación permite a inmigrantes mexicanos pagar servicios como CFE, Telmex, Infonavit y hacer recargas a móviles de Movistar de manera directa desde Estados Unidos, sin altas comisiones y sin necesidad de realizar operaciones de cambio de divisas.

“No se trata simplemente de envío de dinero, es un sistema de pago directo de servicios que le da facilidad a tu familiar en México de no tener que ir al banco o de enfrentar las fuertes comisiones que cobran empresas de envío de efectivo internacional”, dijo Marco Montes, CEO y fundador de Saldo.

El software funciona sobre Ripple, un sistema de pagos electrónicos de código abierto y distribuido que permite ejecutar transacciones financieras de forma segura y instantánea, y puede procesar operaciones a bajo costo.

Montes dijo que la plataforma les permite obtener el tipo de cambio entre dólar y peso y procesar el pago de servicio en cuestión de segundos. Si bien reconoció que algunos servicios tienen “una comisión mínima”, otros como las recargas a celulares Movistar se procesan sin ningún cargo extra para el usuario.

Actualmente, los usuarios de Saldo pueden pagar servicios en México como Telmex, Axtel, Megacable, CFE y pagos del Infonavit. Montes dijo que durante en los siguientes meses el equipo agregará nuevos proveedores de servicio a la plataforma.

Actualmente Saldo opera con un grupo de “cinco o seis” mexicanos que radican en Silicon Valley, California, Estados Unidos, quienes están encargados de la operación, registro y enlace con los inmigrantes mexicanos.

Sin embargo, la empresa tiene un brazo operativo de tres personas constituido en México, quienes se encargan de negociar y cerrar los contratos de operación con los diferentes proveedores de servicio en el país.

“Es importante explicar que una de las razones detrás de los servicios que ya hemos logrado agregar al sistema, además de los contratos, es que son empresas que cuentan con plataformas de pagos electrónicas listas. Si no cuentan con un brazo en línea no podemos incluirnos”, dijo el CEO de Saldo.

En buen momento

Con poco más de un año de vida y una plantilla de 10 empleados (todos ellos menores de 30 años), Saldo ya ha procesado más de 1,000 pagos en diferentes comunidades de California, Estados Unidos. La compañía podría aprovechar la racha de crecimiento que vive el envío de remesas a México.

Durante 2014 el envío de remesas de Estados Unidos a México aumentó 7.8%, al alcanzar los 23,606 millones de dólares, tan sólo el mes de diciembre del año pasado registró ingresos por 2,196 millones de dólares, su mejor cifra desde 2007, de acuerdo con datos de Banxico.

Sin embargo, Saldo no es la única firma que busca poner tecnología en el envío de dinero o o pago de servicios de Estados Unidos a México.

A principios de 2015, Western Union anunció una alianza con la red UniTeller del Grupo Financiero Banorte para incursionar en el sector de transferencias directas de bancos de Estados Unidos a México, la cual le permitirá reducir los costos de las comisiones por el envío de efectivo.

La firma, considerada la empresa de giros y transferencias de dinero más grande del mundo, confirmó que permitirá el envío de efectivo entre cuentas bancarias a través de su sitio de internet o vía teléfonos inteligentes.

“Sin duda el ambiente es muy competitivo, también es muy factible que si la idea tiene éxito algún grande esté interesado en adquirirla. Por ahora queremos crecer como compañía”, dijo Montes.

Trabajo de campo

Para poder conquistar el mercado de las remesas, Saldo primero tiene que convencer a los inmigrantes de utilizar su servicio y de sumarse el modelo de pagos digitales.

“Hemos estado en comunidades de inmigrantes en Silicon Valley, Santa Cruz, San José y  Watsonville (California) para explicarles cómo funciona la aplicación y qué beneficios tienen al utilizarla”, dijo la vicepresidente de  Desarrollo de Negocio, Teresa Cassou.

Cassou explica que el trabajo implica picar piedra, pues en varios casos la brecha digital y la desconfianza de muchos inmigrantes sobre su estado migratorio en Estados Unidos limitan mucho el tipo de transacciones que pueden realizar.

“Queremos demostrarles que no importa el estatus migratorio que tengan en Estados Unidos, ellos pueden apoyar a su familiares de manera segura y directa. Solo necesitamos el mail o teléfono de sus parientes para notificarles que el pago se realizó”, dijo Cassou.

Después de todo, incluso ellos, son inmigrantes.

“Nos encanta trabajar en Saldo porque toca temas que nos interesan. Trabajamos con una comunidad con la que nos sentimos muy ligados porque son nuestros paisanos. Creemos que podemos generar un impacto social y económico”, aseguró Cassou.

 

By Carlos Fernández de Lara

Anuncios

¿Habrá teletransportación y súper humanos en 50 años?

marketing-digital-guadalajara

 

La sociedad contempla el futuro de la tecnología con aplomado optimismo. Se imaginan un mundo donde existirán bancos de órganos personalizados. La ceguera no será una enfermedad de infausto destino, pues siempre habrá un par de ojos, fabricados a nuestra medida, esperando en una nevera. La humanidad desafiará su imperfección y la vida se prolongará a límites ahora insospechados. Las computadoras se armarán de espíritu y crearán obras de arte: pinturas, novelas, cuentos. Algunos alcanzan a concebir la posibilidad de que existan máquinas de teletransportación y máquinas del tiempo.

Así lo revela un estudio de la firma de investigación Pew Internet y la revista Smithsonian (lo pueden leer completo aquí). Se les preguntó a los estadounidenses por sus perspectivas tecnológicas para la próxima mitad de siglo. El 59 por ciento de los encuestados considera que los avances de la ciencia mejorarán sus vidas. El 30 por ciento cree que la vida empeorará

Sin embargo, manifiestan cautela. El 66 por ciento, se muestra contrario, por ejemplo, a que la posibilidad de modificar el ADN conlleve a generaciones de niños perfeccionados en un laboratorio: súper humanos más inteligentes, más atléticos, más saludables. El 63 por ciento no es partidario de ver drones (robots voladores) de uso personal y comercial en espacio abierto.

Cabe recordar, en relación con este último apartado, que empresas como Google y Amazon ya han manifestado la posibilidad de adquirir flotas de drones para enviar recados a los destinos elegidos por los clientes.

La mayoría de los encuestados también evidenció reparos con la tecnología para vestir y los implantes tecnológicos. El 53 por ciento no se muestra partidario de la existencia de dispositivos que recopilen datos de forma permanente sobre el usuario y su entorno inmediato.

Una de las virtudes de la tecnología para vestir es que se encuentra provista de sensores que miden varios parámetros vitales como el ritmo cardíaco, los patrones de sueño, la temperatura corporal, entre otros. La evolución de estos dipositivos llevará a que los aparatos obtengan datos aún más detallados y relevantes. Algunos podrían ser usados con fines comerciales o políticos, indican expertos. Además reducirían la privacidad al mínimo.

Con respecto a los robots, el 65 por ciento teme que se conviertan en los sustitutos de personal médico para personas de avanzada edad y círculos sociales de bajos recursos.

Los lentos avances en colonización espacial han reducido las expectativas de construir emplazamientos humanos en otros planetas. Solo el 33 por ciento de los 1.001 adultos que conformaron la encuesta lo vislumbra como una gesta realizable. Tampoco se apuesta por avances que permitan controlan el estado del tiempo.

Ante la llegada de carros manejados a través de computadora, los encuestados muestran aceptación, pero no mayoritaria. El 48 por ciento manejaría un carro con dichas facultades técnicas.

Las invenciones favoritas de los americanos se relacionan, sobre todo, con creaciones o métodos para arribar más rápido a un lugar. El 10 por ciento compraría una máquina del tiempo. El 6 por ciento adquiriría un vehículo volador; el 4 por ciento, una nave espacial y el 3 por ciento, un dispositivo de teletransportación.

Otra arista de interés se relaciona con desarrollos enfocados en la salud y la longevidad.

El 8 por ciento de los adultos entre 30 y 49 años, además, compraría un robot de servicio, al mejor estilo de Robotina en Los Supersónicos.

¿Con qué invento sueñan ustedes?

 

By Redacción Tecnología

¿Está realmente la tecnología matando a la creatividad?

empresa-de-marketing-en-guadalajara

Tras el escándalo al que se enfrentó Sony por el espionaje cibernético al que fue sometida (y que hizo que la compañía viese como la red se llenaba de mails confidenciales filtrados, como salían a la luz datos personales de sus estrellas y como demasiadas cosas que no debían saberse eran de pronto sabidas), los directivos de la firma decidieron tomar una decisión sorprendente y bastante impresionante y dieron el salto de vuelta atrás a por lo menos unas décadas. Viejas BlackBerrys fueron rescatadas de los almacenes porque su sistema de correo emplea un encriptado propio, pero además los gestores de la firma tuvieron que recuperar las viejas libretas de cheques para pagar a los empleados. Empleados, por otra parte, que tuvieron que echar mano de las libretas de toda la vida para trabajar, en vez de encender su ordenador.

En el caso ­ muy comentado ­ de Sony, fue un ataque informático el que hizo que la firma se lanzase en brazos del papel, de los viejos dispositivos tecnológicos y de las máquinas de fax, pero lo cierto es que no es la única compañía que en los últimos tiempos se ha enfrentado a una vuelta al pasado. Otras también lo han hecho, aunque por razones menos dramáticas que las de Sony. Hay quien apaga de vez en cuando la tecnología (como hizo aquel periodista de The Verge durante un año) para saber si esta está cambiando demasiado su vida. Y hay quien lo hace porque teme que todo el universo tech esté acabando para siempre con la creatividad. Y la creatividad, en industrias como la de la publicidad, es un bien que hay que custodiar.

Eso es lo que hizo una agencia publicitaria estadounidense. LPK, una firma de publicidad de tamaño considerable y con cuentas millonarias (véase Procter&Gamble), apagó durante un día al completo todos los dispositivos electrónicos para ver cómo la vuelta total a lo analógico afectaba a sus modos de trabajo.

Los trabajadores tuvieron tiempo para prepararse (pudieron imprimir todo aquello que iban a necesitar y que estaba en sus servidores antes de que se produjese el apagón electrónico) pero cuando llegó la hora de la verdad todos ­ sin importar que tuviesen conference call transoceánicas ­ tuvieron que dejar sus dispositivos electrónicos. Portátiles, tabletas, smartphones y similares fueron encerrados, dejando a los empleados de la compañía únicamente con el universo analógico como ayuda. Por apagar, hasta apagaron los medios de comunicación: uno de los trabajadores fue a primera hora de la mañana a buscar los diarios del día en papel al kiosko de la esquina.

Y eso cambió todo el proceso de trabajo: para hacer una sesión de naming tuvieron que echar mano de los Post-­its y de un diccionario o los analistas de tendencias tuvieron que trabajar con gráficos impresos. Los resultados del experimento, como publica Quartz, que estuvo presente en la jornada, fue que de entrada fueron más productivos. Las reuniones no se hicieron eternas, porque los reunidos estaban atentos y por tenían distracciones que les hiciesen pensar en otra cosa. Recortaron tiempos y tomaron decisiones más rápido. Además, las cosas se hicieron de forma mucho más sencilla y con menos vueltas y complicaciones: presentar unos resultados no implicó ni PowerPoint ni añadir información de redes sociales. Fue coger los números y simplemente fotocopiarlos.

Aunque para algunos trabajadores estar desconectados de la red y de la tecnología generó estrés (al fin y al cabo, tuvieron que perder el tiempo localizando a los trabajadores con los que querían hablar, por ejemplo), lo cierto es que para otros fue una manera de ser mucho más eficientes. Los departamentos creativos realizan un elevado número de actividades sin que la red y la tecnología sea fundamental, apagarla solo la elimina como fuente de distracción y hace que se centren en lo que realmente se tienen que centrar.

Entonces, ¿es este el ejemplo práctico e indiscutible de que la tecnología está acabando con la creatividad y que apagarla no hará más que traerla de vuelta?

Creatividad vs tecnología, una batalla sin tregua

La creatividad y la tecnología están enfrentadas en una guerra sin cuartel, o al menos eso es lo que se podría pensar si se tiene en cuenta la avalancha de artículos, opiniones y análisis que se están lanzando sobre el tema. ¿Ha conseguido la tecnología anular para siempre el peso del simplemente trabajo creativo? ¿Tiene algún sentido sentarse a simplemente esperar a las musas cuando el big data puede predecir perfectamente lo que el consumidor quiere encontrar?

Al fin y al cabo, el potencial de la predicción ha tocado ya todos los campos y lo que se espera del futuro es desde productos en el supermercado que responden a las necesidades específicas de cada grupo de población hasta novelas en las que el final no va a desilusionar nunca al lector porque estará marcado por lo que el análisis dice que va a ser el elemento determinante para el éxito.

Las listas de síntomas de que la tecnología está tomando la mano de la creatividad son siempre muy largas. En el caso de la industria del marketing abarcan al hecho de que los algoritmos estén empezando a dominarlo todo (hasta el cómo se compra publicidad en televisión), a que la separación de consumidores y el entenderlos venga marcado por ello o a la creciente importancia que las herramientas tecnológicas tienen en el día a día de la industria.

Las empresas de marketing están de hecho gastando cada vez más dinero en nuevas tecnologías, invirtiendo más y más en conseguir herramientas que simplifiquen su trabajo. Según previsiones de IDC, de aquí a 2018 gastarán más y más en tecnología, tanto que solo 2018 invertirán en esas herramientas 32.300 millones de dólares (algo más de 25.000 millones de euros), lo que supone si se tiene en cuenta lo que se está gastando ahora un ratio de crecimiento del 12,4% anual. El software será empleado para gestionar relaciones, producir y controlar contenidos o para captar datos y conseguir así acumular información sobre los consumidores (el tan llevado y traído big data).

Y a esta situación se suma el hecho de que cada vez más los perfiles claramente tecnológicos tienen una elevada demanda en terrenos que hasta ahora solo eran creativos. El futuro de las marcas pasa por hacerse con matemáticos, data scientist, futuristas o expertos en dispositivos móviles. Ellos serán los que tomen por asalto el terreno de la gestión de la marca.

 Pero la creatividad no está moribunda

Pero aunque las pistas podrían indicar que la creatividad está un tanto herida de muerte, lo cierto es que no está por completo moribunda. Lo cierto es que el ser humano es creativo y aprecia los esfuerzos de creación de los demás. Uno de los anuncios que más éxito ha tenido en los últimos años y que se convirtió en un viral, el de Cadbury y un gorila, fue rechazado antes basándose en todos los análisis predictivos y techies que se podían aplicar. La ciencia decía que no iba a llegar al consumidor. Pero el consumidor recibió encantado una idea tan creativa.

Además, no hay que dejar que la tecnología ciegue. Las herramientas tecnológicas son capaces de dar información y de crear respuestas muy fiables y muy eficaces pero no son capaces de verlo aún todo. No hay más que fijarse en una de las corrientes emergentes dentro del big data. ¿Cuáles son los profesionales que los expertos en big data empiezan a recomendar como fichaje indispensable para conseguir triunfar? Su nombre es data artist y ni es un matemático ni es un científico. El data artist es simplemente un espíritu creativo. De hecho, el perfil que tienen estos profesionales se aleja mucho de lo que se da por sentado en el mundo de los analistas de datos. Muchos de ellos vienen del terreno del arte, o de los museos, y son fichados porque son capaces de ver más allá de los números, de los totales de información.

 

By PuroMarketing

¡Las marcas también tienen personalidad!

marketing-en-guadalajara

 

Así es, una marca es el conjunto de palabras y símbolos que distinguen a una organización, producto o servicio y en su construcción se deben tener en cuenta las características diferenciadoras como las cualidades y los beneficios que ésta ofrece a su público objetivo de tal manera que logre transmitir un mensaje claro y contundente, como ejemplo de ello tenemos a Coca Cola, Fedex, Axe, Victoria’s Secret, Apple, Sony, Alpina, Oxxo, Ariel, Starbucks y la lista sigue y sigue.

Con la intervención de los medios digitales en el marketing vino la apertura de nuevos canales de comunicación cada vez más participativos, entre ellos las redes sociales. Las marcas comenzaron a conversar con las personas por medio de estos canales creando relaciones más cercanas aprovechando la sinceridad de los comentarios y opiniones de la audiencia. En este proceso nos hemos dado cuenta que las marcas están tomando más importancia a personalidad e incluso muchas veces las personas recrean en su mente lo que puede ser una marca si fuese una persona.

En la construcción de esa personalidad es muy importante la percepción que tienen las personas de la marca, ¿cómo la ven?, ¿cómo la sienten?, ¿trasmite cosas positivas o negativas?, ¿está dirigida a determinados públicos? entre otras opiniones que enriquezcan el proceso, teniendo en cuenta igualmente el feedback de los diferentes stakeholders y el objetivo final de la marca.

De esta manera se combinan los objetivos de la marca, las diferentes percepciones de las personas y los stakeholders dando como resultado una marca original, con una voz, una forma, con sentimientos, emociones y opiniones únicas que las diferencian de las otras y de las cuales las personas se identifican para elegirla.

Beneficios de la personalidad de la marca

  • Acercamiento con nuestro público objetivo
  • Conexión emocional con nuestros clientes
  • Posicionamiento en la mente y el corazón de las personas
  • Crear reputación frente a la competencia

 

En conclusión, la personalidad de la marca se crea y se fortalece cuando se escucha atentamente logrando un vínculo más íntimo y emocional con las personas creando no solo la imagen de un producto si no brindando una experiencia única que es capaz de interactuar despertando diferentes sentimientos.

 

By Andi Suárez

 

¿Qué oportunidades y retos nos trae “el internet de las cosas”?

administracion-profesional-de-facebook

 

Algunos creerán que es algo de lo que se está empezando a hablar ahora, pero la idea del internet de las cosas lleva con nosotros desde 1999, usada por primera vez por Kevin Ashton.

Llevamos años esperando los primeros avances en este sentido, en el que cada vez más y más aparatos de nuestra casa y del entorno en el que vivimos estén conectados a internet, como nuestras persianas, nuestra nevera o nuestro coche. Además, cada vez es más fácil que esto se haga realidad debido a que en casi cualquier lugar tenemos acceso a internet, como en nuestro trabajo o a través de nuestro teléfono móvil con las tarifas de datos, lo que conlleva que podamos controlar casi cualquier electrodoméstico de nuestra casa, además de que los chips y sensores que necesitarían los aparatos para conectarse a internet son más y más baratos.

La ventaja más a la vista es que estos aparatos pueden conocer nuestras necesidades, activarlos desde nuestro móvil o adecuarse a ciertas situaciones: pueden hacernos el pedido de la compra si nos estamos quedando sin cierto alimento, hacer que se bajen las persianas a medida que va oscureciendo o ir encendiendo suavemente nuestra música favorita a medida que nos vamos despertando.

¿Y qué les interesa de estos aparatos a los profesionales del marketing? Pues simple y llanamente: nuestros datos. Qué compramos, qué música escuchamos, a qué hora nos acostamos o nos levantamos, qué productos elegimos para lavar nuestra ropa o cuál es nuestra cerveza favorita, y todo al más mínimo detalle. Aparatos conectados a internet que nos recomienden una gama de productos que saben que nos gusta, publicidad específica en nuestros dispositivos móviles.

Y esto también conllevaría también una asociación entre marcas. Imagine que una marca de electrodomésticos sólo nos recomiende una gama de productos de una marca: nos produciría un poco de rechazo, pero si hay ofertas de por medio, es muy probable que este tipo de asociación dé sus frutos.

Por el momento, los únicos aparatos que se conecten a otros y que ya estén en el mercado son los wearables, aunque éstos sólo se conectan a otros de la misma marca, por lo que las dos alternativas que quedan es que una sola marca acapare todo el mercado o que acaben conviviendo con un sistema común en el que todos estén conectados, sin importar la marca a la que pertenecen.

De momento tendremos que esperar cómo avanza el desarrollo y producción de estos nuevos aparatos conectados y, lo que es más importante para los usuarios: saber qué ocurrirá con nuestros datos, porque las brechas en la seguridad de los datos en la red se ha visto comprometida varias veces y los sistemas de seguridad no están del todo desarrollados para evitar posibles filtraciones.

 

By Marketing Directo