Saldo, una app mexicana busca conquistar inmigrantes en EU

envio-mailing-bases-de-datos

 

Saldo, una nueva aplicación para teléfonos inteligentes con iOS y Android desarrollada por jóvenes mexicanos, quiere convertirse en el servicio preferido de los inmigrantes en Estados Unidos que buscan apoyar a su familias en México.

La aplicación permite a inmigrantes mexicanos pagar servicios como CFE, Telmex, Infonavit y hacer recargas a móviles de Movistar de manera directa desde Estados Unidos, sin altas comisiones y sin necesidad de realizar operaciones de cambio de divisas.

“No se trata simplemente de envío de dinero, es un sistema de pago directo de servicios que le da facilidad a tu familiar en México de no tener que ir al banco o de enfrentar las fuertes comisiones que cobran empresas de envío de efectivo internacional”, dijo Marco Montes, CEO y fundador de Saldo.

El software funciona sobre Ripple, un sistema de pagos electrónicos de código abierto y distribuido que permite ejecutar transacciones financieras de forma segura y instantánea, y puede procesar operaciones a bajo costo.

Montes dijo que la plataforma les permite obtener el tipo de cambio entre dólar y peso y procesar el pago de servicio en cuestión de segundos. Si bien reconoció que algunos servicios tienen “una comisión mínima”, otros como las recargas a celulares Movistar se procesan sin ningún cargo extra para el usuario.

Actualmente, los usuarios de Saldo pueden pagar servicios en México como Telmex, Axtel, Megacable, CFE y pagos del Infonavit. Montes dijo que durante en los siguientes meses el equipo agregará nuevos proveedores de servicio a la plataforma.

Actualmente Saldo opera con un grupo de “cinco o seis” mexicanos que radican en Silicon Valley, California, Estados Unidos, quienes están encargados de la operación, registro y enlace con los inmigrantes mexicanos.

Sin embargo, la empresa tiene un brazo operativo de tres personas constituido en México, quienes se encargan de negociar y cerrar los contratos de operación con los diferentes proveedores de servicio en el país.

“Es importante explicar que una de las razones detrás de los servicios que ya hemos logrado agregar al sistema, además de los contratos, es que son empresas que cuentan con plataformas de pagos electrónicas listas. Si no cuentan con un brazo en línea no podemos incluirnos”, dijo el CEO de Saldo.

En buen momento

Con poco más de un año de vida y una plantilla de 10 empleados (todos ellos menores de 30 años), Saldo ya ha procesado más de 1,000 pagos en diferentes comunidades de California, Estados Unidos. La compañía podría aprovechar la racha de crecimiento que vive el envío de remesas a México.

Durante 2014 el envío de remesas de Estados Unidos a México aumentó 7.8%, al alcanzar los 23,606 millones de dólares, tan sólo el mes de diciembre del año pasado registró ingresos por 2,196 millones de dólares, su mejor cifra desde 2007, de acuerdo con datos de Banxico.

Sin embargo, Saldo no es la única firma que busca poner tecnología en el envío de dinero o o pago de servicios de Estados Unidos a México.

A principios de 2015, Western Union anunció una alianza con la red UniTeller del Grupo Financiero Banorte para incursionar en el sector de transferencias directas de bancos de Estados Unidos a México, la cual le permitirá reducir los costos de las comisiones por el envío de efectivo.

La firma, considerada la empresa de giros y transferencias de dinero más grande del mundo, confirmó que permitirá el envío de efectivo entre cuentas bancarias a través de su sitio de internet o vía teléfonos inteligentes.

“Sin duda el ambiente es muy competitivo, también es muy factible que si la idea tiene éxito algún grande esté interesado en adquirirla. Por ahora queremos crecer como compañía”, dijo Montes.

Trabajo de campo

Para poder conquistar el mercado de las remesas, Saldo primero tiene que convencer a los inmigrantes de utilizar su servicio y de sumarse el modelo de pagos digitales.

“Hemos estado en comunidades de inmigrantes en Silicon Valley, Santa Cruz, San José y  Watsonville (California) para explicarles cómo funciona la aplicación y qué beneficios tienen al utilizarla”, dijo la vicepresidente de  Desarrollo de Negocio, Teresa Cassou.

Cassou explica que el trabajo implica picar piedra, pues en varios casos la brecha digital y la desconfianza de muchos inmigrantes sobre su estado migratorio en Estados Unidos limitan mucho el tipo de transacciones que pueden realizar.

“Queremos demostrarles que no importa el estatus migratorio que tengan en Estados Unidos, ellos pueden apoyar a su familiares de manera segura y directa. Solo necesitamos el mail o teléfono de sus parientes para notificarles que el pago se realizó”, dijo Cassou.

Después de todo, incluso ellos, son inmigrantes.

“Nos encanta trabajar en Saldo porque toca temas que nos interesan. Trabajamos con una comunidad con la que nos sentimos muy ligados porque son nuestros paisanos. Creemos que podemos generar un impacto social y económico”, aseguró Cassou.

 

By Carlos Fernández de Lara

Anuncios

Diez años de Google Maps

diseño-de-logotipo-guadalajara

 

Un 8 de febrero de 2005 Google decidió lanzar al público un servicio nuevo, Google Maps. Han pasado 10 años de eso y hoy muchos serían incapaces de considerar su vida sin esta herramienta de mapas.

Antes de 2005, (e incluso algún tiempo después) para encontrar el camino había que detener el coche a un lado de la carretera, consultar mapas en físico, preguntar a algún transeúnte o llamar a algún amigo para que obtener la dirección paso a paso. Ahora sólo basta con tener conexión de datos en el móvil, pulsar el botón de «ubicación» para saber dónde estamos y luego hacer un par de pasos simples para obtener una ruta.

Pero Google Maps, 10 años después, implica mucho más que sólo direcciones. Sólo con un clic las personas pueden ver los restaurantes cercanos (con sus reseñas), evaluar las mejores opciones para llegar a un sitio en transporte público, calcular una distancia entre dos ciudades o sentir a través de imágenes que estamos en otro lado del mundo.

Desde Re/code apuntan que de hecho, Google fue uno de los grandes que más había tardado en entrar al sector del «mapping». En 2003 tenían sólo un proyecto imberbe de códigos postales que generaba poco interés. Decidieron realizar tres compras entre 2003 y 2004: Keyhole, Where2 y Zipdash. Las tres eran startups que tenían muy buenos productos sobre gestión de mapas y tráfico. Así comenzó el trabajo para crear Google Maps.

Re/code recuerda que Google Maps se hizo público antes de su fecha inicial debido a un usuario intrépido. Alguien publicó un post en Slashdot señalando la URL y descubriendo el sistema. «Puedes arrastrar el mapa con el ratón y moverlo hacia un sector». «Esta es quizás la aplicación web más impresionante que he visto», eran algunos de los comentarios en Slashdot.

Para ese momento lo único que se podía investigar eran direcciones en Estados Unidos, con unos burdas líneas de México y Canadá… y mucho océano. Más nada. Ese día Google Maps logró un tráfico increíble: 10 millones de vistas de mapas. Sin embargo fue la emoción de ese momento. Después del lanzamiento oficial, le tomó casi un año a Google alcanzar esas cifras.

En abril de ese mismo año, Google Maps estuvo disponible para móviles en Estados Unidos y en mayo Google lanzó el servicio de mapeo satelital Google Earth y en 2007 llegó Street View, permitiendo a muchos sentir que están en el sitio.

En octubre de 2009 incorporó la opción de navegación giro-a-giro en móviles y en septiembre 2010 Strett View desembarcó en los siete continentes.

En junio de 2012 llegó el «trekker», una nueva herramienta para poder capturar las imágenes de street view en lugares a los que no se puede acceder por coche. En 2013 desembolsaron casi 2.000 millones de dólares por Waze y en agosto de 2014 compraron la empresa de imagen satelital Skybox Imaging.

Algunos de los trabajadores que se embarcaron desde los inicios en este proyecto señalan a Re/code que las previsiones para Maps eran muy pobres. Se pensaba, para la fecha, que una persona sólo necesitaba consultar un mapa un par de veces al mes. Hoy en día hay cerca de 200 países y territorios en el mapa y más de 1.000 millones de usuarios activos mensuales, según ha dicho Manik Gupta a AP.

Este mes Google Maps ha añadido su función «lane guidance», que te indica en qué carril debes estar para ir siguiendo mejor la navegación,llegará a 15 nuevos países europeos: Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Hungría, Liechtenstein, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza.

By ABC Tecnología

Impresiónate con la impresión 3D

empresa-marketing-guadalajara

 

Sus aplicaciones en diversas industrias no tienen límites e incluso parecen sacadas de una película de ciencia ficción. ¿Se te antoja una suculenta pizza impresa en 3D?

 

La impresión 3D es una industria que plantea un potencial inimaginable para muchos sectores. Por ejemplo, en el área médica en estos momentos y en alguna parte del mundo ya está siendo utilizada en pacientes que han sufrido un trauma grave, ya sea en la cabeza o en la cara. Este avance tecnológico permite a los cirujanos crear implantes que se adaptan a las necesidades de cada paciente.

A principios del año pasado, un “exoesqueleto” impreso en 3D ayudó a una mujer a caminar por primera vez desde que quedó enferma de parálisis en un accidente de esquí. De igual manera, médicos de la Universidad de Michigan utilizaron la impresión 3D para desarrollar una férula para mantener abiertas las vías respiratorias de un bebé de Ohio, lo que lo ayudó a respirar por primera vez en su vida sin el apoyo de una máquina.

Otra de las industrias donde la impresión 3D está siendo utilizada y que podríamos pensar que se trata de una película de ciencia ficción es en el área alimenticia. La Unión Europea anunció un fondo de cuatro millones de dólares con el objetivo de ayudar a desarrollar procesos de impresión en 3D para elaborar alimentos enfocados específicamente en los ancianos y, claro, éstos sí cumplen con los requerimientos nutricionales.

Te preguntarás cómo se puede crear comida con una impresora 3D. Se basa en generar alimentos a partir de espuma, polvos y geles. Podría compararse con una impresora normal de inyección de tinta, sólo que se utilizan estos productos como “tinta”. Otros investigadores ven este avance tecnológico como una herramienta para aquellos que se adhieren a dietas estrictas, ya sea para bajar de peso o por otras razones de salud, como alergias a los alimentos.

Hace año y medio que el ingeniero mecánico Anjan Contractor y su compañía Systems&Materials Research Corporation recibieron una donación de 125,000 dólares por parte de la NASA para crear un “sintetizador de alimentos universal”, que crea alimentos impresos en 3D. El prototipo funciona mediante polvos (o capas de proteínas) que provienen de animales, plantas o leche; el alimento más fácil de diseñar mediante este equipo es una pizza compuesta con polvos nutritivos, aceite y agua.

Por otro lado, la impresión 3D ya está empezando a mostrar signos de vida en el mundo del retail; por ejemplo, Amazon.com ya vende productos impresos en 3D, y varias empresas ofrecen servicios de impresión en 3D a los consumidores que quieren imprimir un diseño personalizado (juguetes, accesorios de vestir, zapatos, carcasas de teléfonos móviles, etcétera), pero que no tienen su propia impresora 3D.

Así como estos sectores están viendo en la impresión 3D importantes beneficios, este mercado, aún incipiente, tiene un gran potencial que deberá ser explotado por diversas industrias como la ingeniería y la arquitectura, la industria aeroespacial y de defensa, entre otras, por lo que se espera que la impresión 3D tenga un impacto significativo en los próximos años.

La firma de consultoría Canalys estimó que el crecimiento del mercado 3D, incluyendo impresoras, materiales y servicios asociados, para el cierre de 2014 llegaría a los 3,800 millones de dólares, y que continuaría experimentando un rápido desarrollo logrando alcanzar los 16,200 millones en 2018, lo que representa un aumento anual del 45.7%.

Por último nos queda agregar que como cualquier mercado en boga, Blue Coat Systems advierte que las impresoras 3D podrían convertirse en un nuevo vector de ataque por parte de los hackers; incluso, así lo ha revelado un informe publicado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EU (NIST), en el que se explica que un fallo de seguridad puede comprometer la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de la información que pasamos a la impresora. Un aspecto que no hay que perder de vista.

 

By Daniel Casados

Wearables, ¿herramientas laborales del futuro?

telemarketing-deteccion-de-oportunidades

 

Los auriculares, relojes inteligentes y dispositivos para brazo y muñeca, son algunos de los wearables más utilizados por los empleados; los principales beneficios para las empresas están relacionados con  seguridad, productividad, colaboración y la eficacia en el lugar de trabajo.

El 73% de los trabajadores a nivel global están listos para adoptar la tecnología portátil en el trabajo y ve al menos un beneficio potencial en el uso de éstas herramientas. Así lo reveló una encuesta Wearables en el trabajo realizada en conjunto por el Workforce Institute de Kronos Incorporated y Harriis Poll en septiembre de 2014 y basada en la respuesta de 9,126 personas mayores de 18 años en ocho países de todo el mundo.

La investigación realizada en Australia, China, Francia, Alemania, India, México, Gran Bretaña y Estados Unidos reveló que, el uso de la tecnología portable es más prominente en el trabajo, especialmente en los países donde los adultos han adoptado la tecnología wearable para uso personal.

Por país, 48% de los estadounidenses respondió que cree que las tecnologías usables podrían beneficiar el lugar de trabajo, cifra que fue superada por el 96% en México, 94% en China, 91% en la India, 72% en Alemania, 69% en Australia y Francia y 66% en Gran Bretaña.

Asimismo, 73% de los adultos en China respondió que, en la actualidad utilizan dispositivos portátiles en su vida personal, seguido por la India (72%), México (70%), Alemania (40%), Australia (30%), Gran Bretaña (27%), Francia (22%) y finalmente Estados Unidos con el porcentaje más bajo (13%).

Al respecto, Joyce Maroney, directora del Workforce Institute de Kronos Incorporated dijo: “Hay una fuerte creencia de que la tecnología portátil va a despegar en el lugar de trabajo antes de casa, ya que los dispositivos como los relojes inteligentes, gafetes de identificación inteligentes y dispositivos para fitness y salud pueden proporcionar a las organizaciones mayores puntos para recolectar datos antes desconocidos, para asegurar considerablemente la seguridad, productividad, colaboración y la eficacia en el lugar de trabajo”.

El 82% de los encuestados en México y la India respondió que, alguna vez han utilizado herramientas tecnológicas como auriculares, Smart badges (dispositivos inteligentes) y lectores de códigos de barras para actividades relacionadas con el trabajo, frente a 56% de los adultos en Alemania.

En Estados Unidos el 20% de los adultos dijo que ha utilizado un dispositivo portátil para actividades relacionadas con el trabajo, 38% de Gran Bretaña, 43% de Australia y 45% en Francia.

Dispositivos ganadores

A nivel mundial,  los tres dispositivos portátiles que los adultos en la mayoría de los países afirman serían útiles en su actual posición laboral son: los auriculares inteligentes, relojes inteligentes y dispositivos para  brazo / muñeca.

Por país, el 20% de los adultos empleados en Estados Unidos siente  que los Smart watches les serían útiles en su posición actual, en comparación con el 56% en China, 49% en la India, 40% en México, 33% en Australia, 26% de Gran Bretaña, y 21% tanto en Francia como en Alemania.

El tema de la privacidad fue catalogado como el más relevante en el 44% de los trabajadores estadounidenses. Seguridad de los datos fue la segundo mayor preocupación, pero sólo el 35% de adultos estadounidenses empleados  lo citan como un problema potencial,  lo que sugiere que las preocupaciones de privacidad y datos no será un obstáculo sustancial si se observan beneficios de las tecnologías wearables en el lugar de trabajo.

 

By Forbes Staff

Las nuevas tecnologías que ‘saltarán’ a la fama en el 2015

administracion-facebook

 

Inteligencia artificial, robótica humana, biotecnología, autos inteligentes o vehículos voladores, software avanzado, impresión 3D, wearables, nanotecnología, Big Data o realidad aumentada son algunos de los conceptos que la industria de la tecnología ha promovido durante los últimos años para demostrar el acelerado ritmo de la innovación en el mundo.

Pero para la mayoría de las personas gran parte de estas innovaciones se mantienen como meros conceptos, productos de nicho o tendencias de marketing usadas por algunas compañías de tecnología para generar más ingresos, lejos de su alcance y utilidades.

Aun así tendencias como la realidad aumentada, la impresión en tres dimensiones, el internet de las cosas y máquinas (robots) personales podría tener su primer golpe en el mercado masivo durante 2015.

Abajo cuatro tecnologías que podrían cambiar nuestras vidas para siempre a partir del próximo año.

Realidad aumentada

A sus 20 años, el californiano Lucky Palmer le dio por construir un caso (o lentes) de realidad virtual para videojuegos porque la oferta existente era “frustrante” debido a su bajo contraste, alta latencia y rango de visión pobre.

Más que un mero capricho la idea de Palmer se convirtió en Oculus Rift, uno de los proyectos más financiados en la historia de Kickstarter con más de 2.4 millones de dólares y en una compañía por la que Facebook pagó 2,000 millones de dólares en 2013.

Oculus no sólo revivió un mercado que se creía muerto, sino que obligó a la industria a repensar el uso de la realidad virtuale más allá de los juegos de video. A la fecha firmas como Samsung, Sony y Google tiene programas o dispositivos completos para competir en este nuevo segmento.

De acuerdo con la consultora KZero, el sector de consumo de realidad virtual (hardware y software) alcanzará un valor de 5,200 millones de dólares para 2018.

El  sector explotará el próximo año, cuando la venta de dispositivos como el Oculus VR pasen de menos de 200,000 unidades en 2014 a más de 5.2 millones en 2015, para por fin rebasar los 23 millones anuales en 2018.

Los primeros mercados en ser impactados son los videojugadores y amantes del entretenimiento; sin embargo, la consultora estima que sectores como el educativo, salud y militar podrían verse beneficiados por esta tecnología.

Drones

Los drones no son un mercado, ni tendencia nueva; sin embargo, se espera que en 2015 el uso de drones no sólo se expanda más allá del entretenimiento, seguridad y agricultura. Sectores como el retail, deportes e incluso medicina podrían comenzar a experimentar con el uso de estos dispositivos.

Lux Research estima que en 2025 los drones para vigilancia de campos, riego o mapeo de hectáreas en agricultura alcanzarán los 350 millones de dólares. Ese mismo año la venta de drones no militares podría rebasar los 25 millones de unidades.

De acuerdo con la consultora, 2015 será el año en el que comience la adopción masiva de los drones de uso civil, a medida que firmas como Parrot y DJI reduzcan los costos de los equipos, mejoren su alcance y control.

Aunque falta que los gobiernos legislen y regulen en la materia, se espera que el uso de drones desarrolle una nueva economía. En los próximos años este tipo de vehículos no tripulados podrían llevar desde la pizza y productos que ordenemos por internet, hasta medicamentos o transformar la industria de la fotografía o cinematografía.

Impresión 3D

El 2015 no será el año en que todos los hogares tenga una impresora 3D, como si se tratara de un microondas; sin embargo, sí será el año en que el precio de los equipos de uso masivo caiga por debajo de los 500 o hasta 300 dólares.

La consultora Gartner, proyecta que la demanda de equipos de impresión 3D crecerá 98% durante 2015 y en 2016 duplicará el número de unidades como resultado de equipos a menor costo, mejores procesos de impresión y un expansión el uso de estos.

Más allá de lo que cada persona pueda hacer con una impresora 3D en su hogar, el sector cambiará de manera drástica industrias como la medicina, alimentos, automotriz y arquitectura.

Algunos expertos estiman que en el futuro no sólo podrás imprimir una funda de iPhone, tornillo o una prótesis de brazo, sino que también la cena, órganos o hasta ropa.

Internet de las Cosas

La idea de que cafeteras, lavadoras, refrigeradores, termostatos, autos, y hasta la cerradura tengan conexión a internet es cada vez más un producto que un concepto de mercado. Firmas como Cisco, IBM e Intel apuestan que el llamado sector del Internet de las Cosas sea su nueva mina de oro al convertirse en uno de los mercados con mayores ventas en el mundo para 2020.

El siguiente año marcará la masificación de conceptos como hogares, oficinas o ciudades inteligentes en las que millones de dispositivos conectados a la red entreguen información para mejorar las condiciones de vida de cada ciudadano.

Aún así el futuro de IoT, como se le conoce, todavía enfrenta varios desafíos a nivel global de regulación, procesamiento de información, privacidad e incluso de alcance de anchos de banda; sin embargo, la tendencia podría resolver problemas como congestionamientos viales, atención médica, problemas ecológicos y, de manera más personal, entregaría una mayor interacción y funcionalidad con nuestros dispositivos. Imagina un futuro en el que tu refrigerador haga el super por ti con base en los alimentos que se hayan acabado o estén por terminarse.

 

By CNN México