Google y su alianza con la moda

google-fashion-mexico-bms-marketing

 

Del 14 al 16 de octubre se realizó la cuarta edición de Google + Fashion, transmitida vía streaming con la presencia de firmas como John Varvatos, Andrés Caballero, Macario Jiménez, Alan Zepeda, Galo Bertin, Alex Medina, Mariana Luna, Carmen Rión, René Orozco, Marco Manero, Ángel Grave, Ximena Valero, Gregorio Sánchez, Benito Santos, Ale Salcido, Raquel Orozco y Julia & Renata, así como las marcas Malamada, Pineda Covalin, Colunga London, Cihuah, Mafia, Stres Wear, Fou Fou Chat y Doce Cero Tres. Además, en los tres días de desfiles participaron Mauricio Serrano; Virgins, Saints & Angels, y Mercedes Salazar, como diseñadores de joyería.

En cuanto a las principales innovaciones en la cuarta edición, además de los tradicionales desfiles transmitidos en tiempo real, deslumbraron los llamados Fashion Films, vídeos creados por los diseñadores participantes en los que explicaron sus colecciones. Asimismo, destacaron los show- cases, que dieron a los espectadores la opción de ofrecer sus piezas en la boutique virtual Dafiti.

También, para esta edición en la que se presentaron en su mayoría las propuestas Primavera/Verano 2015, ya que se le dio a cada diseñador la libertad de mostrar la colección que deseara- se ofreció el Business View, un recorrido de los puntos de venta de cada creativo para que los compradores pudieran acercarse a las prendas, y también se implementó el Shop by Hangout, mediante el cual el internauta pudo elegir al tiempo en el que se exhibía el desfile, las prendas que consideraba ideales para comprar.

El formato de esta iniciativa, creada por la analista de moda Anna Fusoni y Miguel Alva, director de mercadotecnia de Google + México, tiene varias ventajas. “A los apasionados y profesionales de la moda les permite manejar mejor su tiempo, sin exponerse a la búsqueda de lugares, boletos y pulseras para ingresar al evento o evitar que bloggers, estudiantes y artistas bloqueen la mirada hacia la pasarela con sus tablets o smartphones. Con tan sólo ingresar a la página: http://www.googleplusfashion.com se puede acceder al desfile o hangout de su preferencia”, revela Fusoni.

Y agrega que para esta edición creó tres categorías para seleccionar a los participantes: “En primer lugar consideré a los diseñadores establecidos, como Mariana Luna, Benito Santos, Vincent Agostino y su marca Doce Cero Tres, y Carmen Rión, así como a Macario Jiménez, quien celebró dos décadas de trayectoria con nosotros, ya que considero que le dan peso a la plataforma. Después elegimos a los que comenzaron con nosotros, como René Orozco, Ale Salcido, Vanessa Guckel y su firma Cihuah, Galo Bertin, Marco Manero y Stres Wear.

“Por último, seleccionamos a invitados especiales, como Raquel Orozco, quien sorprendió con su extraordinario fashion film; Ximena Valero, con quien me reencontré en Tijuana hace algunos meses, así como a nuevos talentos que he fichado en plataformas como IM Intermoda, tal como Isa Valdéz, originaria de Hermosillo, y Ángel Grave, del DF. Además tuvimos a Malafacha, Trista, Julia & Renata y a Vanessa Guckel, desarrollando el proyecto ROSE, que consistió en idear algunas propuestas de la mano con una diseñadora virtual”, explica Fusoni.

Por si fuera poco, se contó con la presencia de John Varvatos, creador estadounidense que presentó una colección excepcional de estilo rocker, teniendo a Ringo Star como inspiración. Para Fusoni, la experiencia de haber realizado tres ediciones previas le han servido para definir que la agilidad en pantalla es imperativa, por lo que las pasarelas se han hecho más cortas, se ha corregido el manejo de cámaras y se ha generado una iluminación especial. “Pero lo fundamental continúa, que es seguir apoyando al talento joven que tiene pocas oportunidades de exposure”.

By Laura Arana

Anuncios

Las 5 estrategias de marketing que una empresa B2B debería replantearse

fotografiaprofesional

 

Aunque en la actualidad existen infinidad de modelos de negocio de negocio, orientados a multitud de mercados distintos, lo cierto es que para las compañías que comercializan productos y servicios entre empresas (B2B), existen una serie de estrategias de marketing que no están dando los resultados esperados, en términos de ROI, y que por lo tanto deberían ser al menos revisadas, a fin de alcanzar mejores tasas de efectividad.

Vivimos tiempos en los que el presupuesto de marketing ha sido ajustado a la mínima expresión pero donde los objetivos anuales siguen creciendo, incluso por encima de los dos dígitos. Muchas compañías siguen lastradas en las actividades tradicionales que tiempo atrás las permitieron crecer en nuevos mercados y desarrollar el negocio en sus clientes actuales. Otras en cambio, han sucumbido a las promesas del nuevo marketing con la finalidad de diferenciarse y llegar de forma más rápida y directa a su mercado potencial.

Con esta situación y para compañías de un tamaño medio, lo ideal es fijar un plan de marketing donde el 70% de las acciones vayan destinadas a la generación de demanda (tanto en clientes actuales como en cuenta nueva) y el 30% se destine a los que llamamos Branding o imagen de marca, fundamental para apuntalar futuros crecimientos. Excluyo a los grandes líderes del sector y grandes multinacionales con una imagen de marca más o menos establecida, una base de clientes más o menos fidelizada y unos presupuestos de marketing con marguen para experimentar.

Repasemos pues, aquellas estrategias que en mi opinión deberían ser reconsideradas, que no eliminadas, del plan de marketing de una compañía B2B de tamaño medio.

Asistencia a ferias sectoriales y patrocinio de eventos. Este es un tipo de acción, por lo general costosa, que rara vez compensa en relación a la cantidad de leads cualificados que se alcanzan. Si tiempo atrás constituía una actividad “Core” de marketing, en estos momentos incluso a nivel de imagen, puede ser más que discutible. Si alguien ha estado en la última edición del SIMO sabrá a lo que me refiero. Aun así, sorprendentemente es una de las principales actividades para un % elevado de compañías. Si lo que se pretende es generar un número nutrido de leads en poco tiempo, existen otras actividades mucho más efectivas y económicas.

Redes sociales. La fiebre por lo social, está haciendo que muchas organizaciones inviertan tiempo y dinero en redes sociales que en términos de negocio, e incluso de imagen, son más que discutibles. Por otra parte, tendemos a pensar que todos nuestros clientes están ávidos por ver nuestra última actualización en linkedin o retwittear nuestra última infografía, cuando en un % muy elevado no es así. Creo en la importancia de las redes profesionales o aquellas con una orientación clara hacia negocio (recordemos que hablamos para empresas B2B) pero en caso de falta de tiempo y recursos, la gestión de no más de 3 redes, puede ser más que suficiente.

Email marketing. El Emailing es quizá una de las técnicas actuales de marketing en las que las organizaciones invierten una parte importante del maltrecho presupuesto y es por lo tanto, una de las acciones que debería ser evaluada permanentemente con el fin de lograr incrementar los ratios de apertura y tasas de respuesta. El relativo bajo coste de esta acción (que no de las herramientas Premium, BBDD y creatividades) y su uso indiscriminado, está haciendo que su utilización revierta en ocasiones en una pérdida de imagen, llegando incluso a ser causa directa de la pérdida de clientes. Contenidos excesivamente comerciales buscando el ansiado cross / up selling, la poca personalización en base a preferencias y la inexistencia de procesos de lead nurturing basados en análisis rigurosos del ciclo de compra, son su principales inconvenientes.

Generación de contenidos. En este punto no discutiré los beneficios de una buena estrategia de generación de contenidos, creo firmemente en el Inbound marketing y para mí, este es su pilar fundamental, tanto en términos de imagen como a la hora de generar leads cualificados. En este apartado creo que el problema suele ser de calidad y tiempo invertido más que de coste destinado a esta actividad. Y es que hemos convertido a nuestros Marketing Managers en periodistas, creativos y técnicos. Es decir, hemos destinado al área de producción de contenidos a la persona que debería estar en las labores de planificación y análisis.

Comunicación con medios. La generación y difusión de la comunicación corporativa en medios, es una actividad clásica que muchas compañías vienen realizando con la finalidad de incrementar la notoriedad de la marca entre sus mercados objetivos. A pesar de sus beneficios lo cierto es que el ecosistema de medios se ha reducido considerablemente, evolucionando hacia nuevos canales, soportes y formatos. La inversión destinada a esta actividad debería de reconsiderarse no necesariamente a la baja, es posible que una mayor integración con el marketing de contenidos y la búsqueda de nuevos soportes independientes como blogs especializados con influencers de primer nivel, requiera incluso incrementarla.

Hoz en día ni siquiera se discute la puesta en cuarentena (que dura ya más de 5 años) de actividades que en otras épocas constituían el grueso del presupuesto en marketing. Hablo de campañas de publicidad (Off y ON), de eventos de fidelización con clientes o de acciones de marketing directo. ¿Volverán?, seguro que sí. Pero seguramente no como las conocíamos.

 

By David Sandoval

Preguntas estratégicas que no pueden faltar en un plan de Mercadotecnia

Estamos en vísperas de un nuevo año y de un nuevo ciclo comercial por el que varias empresas se encuentran en estos momentos planeando, preparando estrategias y acciones que los lleven a ganar un pedazo más grande de su mercado, con crecimiento en ingresos y rentabilidad.
Pretendo incrustarme en dicho estado mental de mis colegas mercadólogos para rescatar una herramienta de análisis, creada en un artículo de Harvard Business Review de 1979 por el autor Michael Porter. Se trata del modelo de ventaja competitiva o también conocida como el modelo de 5 fuerzas de Porter.

La gente de Smart Insights hace una excelente interpretación y actualización de dicho modelo hacia nuestra dinámica actual, mismo que me gustaría desglosar:

bms1imagen

Las cinco fuerzas del modelo consisten en las siguientes preguntas:

Fuerza 1 – Amenaza de nuevos competidores
Es de suma importancia entender si nuestra marca o nuestro negocio es susceptible de tener nuevos competidores en el corto plazo, que tan fácil o complejo es iniciar un negocio competidor, cuál sería la inversión y las barreras legales que le impidan surgir. Nuestras acciones de mercadotecnia podrían modificarse hacia prevenir o bloquear el surgimiento de nuevos jugadores, pero solo podemos anticiparlo si nos hacemos esta pregunta durante el proceso de planeación.
Las preguntas son:
¿Cuál es la posibilidad de tener nuevos competidores en nuestro sector?
¿Qué tan sencillo es iniciar un negocio en esta categoría?
¿Cuáles son las restricciones legales o regulatorias?
¿Cuáles son las principales barreras de entrada?

Fuerza 2 – Poder de compra
Toda empresa tiene un poder de negociación como comprador, mismo que puede determinar su posición de mercado. Por ejemplo, el volumen de frascos para shampoo que puede comprar P&G vs. Un competidor local le permite obtener una sustancial ventaja competitiva en costos, tan solo por la masa crítica. Dicha fortaleza puede determinar una postura competitiva, y es importante analizar dicho poder dentro de todas las empresas que nos compiten, para así plantear estrategias de prevención.
Las preguntas son:
¿Qué tan estructurados son los compradores?
¿Pueden los compradores disminuir drásticamente los costos en esta categoría?
¿Pueden los compradores de la competencia dictar nuevas reglas o términos en la categoría?

Fuerza 3 – Amenaza de productos sustitutos
Hemos visto varias empresas quebrar debido a que no dimensionaron el impacto de sus productos sustitutos (productos de otras categorías que satisfacen la misma necesidad). ¿Recuerdan los radiolocalizadores Skytel?  Se preocupaban solo por su competencia directa y no vieron venir a las compañías de telefonía celular y sus mensajes de texto SMS. Ejemplos como el Walkman de Sony, las cámaras Kodak y muchos más fracasos recientes provienen de la falta de vigilancia hacia los sustitutos.
Las preguntas son:
¿Qué tan sencillo es encontrar alternativas para nuestro producto o servicio?
¿Se puede tercerizar o automatizar?

Fuerza 4 – Poder de Venta
Así como las empresas tienen un control o poder de negociación como compradores, también existe el poder de negociación como proveedores. Esto tiene alta relevancia en la cadena de distribución. Aquellas empresas que representan un porcentaje importante de las compras para un detallista, ya sea autoservicio o tienda departamental, tendrá mayores facultades para bloquear o disminuir el nivel de ventas de algún competidor, además de obtener otros beneficios, como exhibiciones preferentes, promociones, espacios, volumen, etc.
Es muy importante entender nuestra posición competitiva, pero como proveedores de la cadena de distribución, para entender claramente cómo proceder de manera inteligente.
Las preguntas son:
¿Cuántos proveedores existimos en el sector?
¿Existen algunos que tienen control sobre los precios? ¿Cuántos son y cuáles son?
¿Cuál es el poder de los proveedores al inicio de la cadena productiva?

Fuerza 5 – Rivalidad competitiva
Finalmente, es importante entender el nivel de dinamismo o agresividad competitiva que tiene el sector o categoría en el que nos encontramos, o en el que deseamos competir en el futuro.
Las preguntas son:
¿Existe un líder absoluto de mercado en este sector?
¿Cuántos competidores existen, y cómo se comporta su crecimiento reciente?
¿Qué tan sensible es nuestro sector ante la publicidad y las promociones?

El modelo que Porter creó en 1979 sigue vigente, y más que nunca será valioso hacernos estas preguntas antes de concluir un plan de mercadotecnia, con seguridad encontraremos áreas de oportunidad.

Por: Abraham Geifman

logodiseñambs