Impresiónate con la impresión 3D

empresa-marketing-guadalajara

 

Sus aplicaciones en diversas industrias no tienen límites e incluso parecen sacadas de una película de ciencia ficción. ¿Se te antoja una suculenta pizza impresa en 3D?

 

La impresión 3D es una industria que plantea un potencial inimaginable para muchos sectores. Por ejemplo, en el área médica en estos momentos y en alguna parte del mundo ya está siendo utilizada en pacientes que han sufrido un trauma grave, ya sea en la cabeza o en la cara. Este avance tecnológico permite a los cirujanos crear implantes que se adaptan a las necesidades de cada paciente.

A principios del año pasado, un “exoesqueleto” impreso en 3D ayudó a una mujer a caminar por primera vez desde que quedó enferma de parálisis en un accidente de esquí. De igual manera, médicos de la Universidad de Michigan utilizaron la impresión 3D para desarrollar una férula para mantener abiertas las vías respiratorias de un bebé de Ohio, lo que lo ayudó a respirar por primera vez en su vida sin el apoyo de una máquina.

Otra de las industrias donde la impresión 3D está siendo utilizada y que podríamos pensar que se trata de una película de ciencia ficción es en el área alimenticia. La Unión Europea anunció un fondo de cuatro millones de dólares con el objetivo de ayudar a desarrollar procesos de impresión en 3D para elaborar alimentos enfocados específicamente en los ancianos y, claro, éstos sí cumplen con los requerimientos nutricionales.

Te preguntarás cómo se puede crear comida con una impresora 3D. Se basa en generar alimentos a partir de espuma, polvos y geles. Podría compararse con una impresora normal de inyección de tinta, sólo que se utilizan estos productos como “tinta”. Otros investigadores ven este avance tecnológico como una herramienta para aquellos que se adhieren a dietas estrictas, ya sea para bajar de peso o por otras razones de salud, como alergias a los alimentos.

Hace año y medio que el ingeniero mecánico Anjan Contractor y su compañía Systems&Materials Research Corporation recibieron una donación de 125,000 dólares por parte de la NASA para crear un “sintetizador de alimentos universal”, que crea alimentos impresos en 3D. El prototipo funciona mediante polvos (o capas de proteínas) que provienen de animales, plantas o leche; el alimento más fácil de diseñar mediante este equipo es una pizza compuesta con polvos nutritivos, aceite y agua.

Por otro lado, la impresión 3D ya está empezando a mostrar signos de vida en el mundo del retail; por ejemplo, Amazon.com ya vende productos impresos en 3D, y varias empresas ofrecen servicios de impresión en 3D a los consumidores que quieren imprimir un diseño personalizado (juguetes, accesorios de vestir, zapatos, carcasas de teléfonos móviles, etcétera), pero que no tienen su propia impresora 3D.

Así como estos sectores están viendo en la impresión 3D importantes beneficios, este mercado, aún incipiente, tiene un gran potencial que deberá ser explotado por diversas industrias como la ingeniería y la arquitectura, la industria aeroespacial y de defensa, entre otras, por lo que se espera que la impresión 3D tenga un impacto significativo en los próximos años.

La firma de consultoría Canalys estimó que el crecimiento del mercado 3D, incluyendo impresoras, materiales y servicios asociados, para el cierre de 2014 llegaría a los 3,800 millones de dólares, y que continuaría experimentando un rápido desarrollo logrando alcanzar los 16,200 millones en 2018, lo que representa un aumento anual del 45.7%.

Por último nos queda agregar que como cualquier mercado en boga, Blue Coat Systems advierte que las impresoras 3D podrían convertirse en un nuevo vector de ataque por parte de los hackers; incluso, así lo ha revelado un informe publicado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EU (NIST), en el que se explica que un fallo de seguridad puede comprometer la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de la información que pasamos a la impresora. Un aspecto que no hay que perder de vista.

 

By Daniel Casados

Wearables, ¿herramientas laborales del futuro?

telemarketing-deteccion-de-oportunidades

 

Los auriculares, relojes inteligentes y dispositivos para brazo y muñeca, son algunos de los wearables más utilizados por los empleados; los principales beneficios para las empresas están relacionados con  seguridad, productividad, colaboración y la eficacia en el lugar de trabajo.

El 73% de los trabajadores a nivel global están listos para adoptar la tecnología portátil en el trabajo y ve al menos un beneficio potencial en el uso de éstas herramientas. Así lo reveló una encuesta Wearables en el trabajo realizada en conjunto por el Workforce Institute de Kronos Incorporated y Harriis Poll en septiembre de 2014 y basada en la respuesta de 9,126 personas mayores de 18 años en ocho países de todo el mundo.

La investigación realizada en Australia, China, Francia, Alemania, India, México, Gran Bretaña y Estados Unidos reveló que, el uso de la tecnología portable es más prominente en el trabajo, especialmente en los países donde los adultos han adoptado la tecnología wearable para uso personal.

Por país, 48% de los estadounidenses respondió que cree que las tecnologías usables podrían beneficiar el lugar de trabajo, cifra que fue superada por el 96% en México, 94% en China, 91% en la India, 72% en Alemania, 69% en Australia y Francia y 66% en Gran Bretaña.

Asimismo, 73% de los adultos en China respondió que, en la actualidad utilizan dispositivos portátiles en su vida personal, seguido por la India (72%), México (70%), Alemania (40%), Australia (30%), Gran Bretaña (27%), Francia (22%) y finalmente Estados Unidos con el porcentaje más bajo (13%).

Al respecto, Joyce Maroney, directora del Workforce Institute de Kronos Incorporated dijo: “Hay una fuerte creencia de que la tecnología portátil va a despegar en el lugar de trabajo antes de casa, ya que los dispositivos como los relojes inteligentes, gafetes de identificación inteligentes y dispositivos para fitness y salud pueden proporcionar a las organizaciones mayores puntos para recolectar datos antes desconocidos, para asegurar considerablemente la seguridad, productividad, colaboración y la eficacia en el lugar de trabajo”.

El 82% de los encuestados en México y la India respondió que, alguna vez han utilizado herramientas tecnológicas como auriculares, Smart badges (dispositivos inteligentes) y lectores de códigos de barras para actividades relacionadas con el trabajo, frente a 56% de los adultos en Alemania.

En Estados Unidos el 20% de los adultos dijo que ha utilizado un dispositivo portátil para actividades relacionadas con el trabajo, 38% de Gran Bretaña, 43% de Australia y 45% en Francia.

Dispositivos ganadores

A nivel mundial,  los tres dispositivos portátiles que los adultos en la mayoría de los países afirman serían útiles en su actual posición laboral son: los auriculares inteligentes, relojes inteligentes y dispositivos para  brazo / muñeca.

Por país, el 20% de los adultos empleados en Estados Unidos siente  que los Smart watches les serían útiles en su posición actual, en comparación con el 56% en China, 49% en la India, 40% en México, 33% en Australia, 26% de Gran Bretaña, y 21% tanto en Francia como en Alemania.

El tema de la privacidad fue catalogado como el más relevante en el 44% de los trabajadores estadounidenses. Seguridad de los datos fue la segundo mayor preocupación, pero sólo el 35% de adultos estadounidenses empleados  lo citan como un problema potencial,  lo que sugiere que las preocupaciones de privacidad y datos no será un obstáculo sustancial si se observan beneficios de las tecnologías wearables en el lugar de trabajo.

 

By Forbes Staff