¿Está realmente la tecnología matando a la creatividad?

empresa-de-marketing-en-guadalajara

Tras el escándalo al que se enfrentó Sony por el espionaje cibernético al que fue sometida (y que hizo que la compañía viese como la red se llenaba de mails confidenciales filtrados, como salían a la luz datos personales de sus estrellas y como demasiadas cosas que no debían saberse eran de pronto sabidas), los directivos de la firma decidieron tomar una decisión sorprendente y bastante impresionante y dieron el salto de vuelta atrás a por lo menos unas décadas. Viejas BlackBerrys fueron rescatadas de los almacenes porque su sistema de correo emplea un encriptado propio, pero además los gestores de la firma tuvieron que recuperar las viejas libretas de cheques para pagar a los empleados. Empleados, por otra parte, que tuvieron que echar mano de las libretas de toda la vida para trabajar, en vez de encender su ordenador.

En el caso ­ muy comentado ­ de Sony, fue un ataque informático el que hizo que la firma se lanzase en brazos del papel, de los viejos dispositivos tecnológicos y de las máquinas de fax, pero lo cierto es que no es la única compañía que en los últimos tiempos se ha enfrentado a una vuelta al pasado. Otras también lo han hecho, aunque por razones menos dramáticas que las de Sony. Hay quien apaga de vez en cuando la tecnología (como hizo aquel periodista de The Verge durante un año) para saber si esta está cambiando demasiado su vida. Y hay quien lo hace porque teme que todo el universo tech esté acabando para siempre con la creatividad. Y la creatividad, en industrias como la de la publicidad, es un bien que hay que custodiar.

Eso es lo que hizo una agencia publicitaria estadounidense. LPK, una firma de publicidad de tamaño considerable y con cuentas millonarias (véase Procter&Gamble), apagó durante un día al completo todos los dispositivos electrónicos para ver cómo la vuelta total a lo analógico afectaba a sus modos de trabajo.

Los trabajadores tuvieron tiempo para prepararse (pudieron imprimir todo aquello que iban a necesitar y que estaba en sus servidores antes de que se produjese el apagón electrónico) pero cuando llegó la hora de la verdad todos ­ sin importar que tuviesen conference call transoceánicas ­ tuvieron que dejar sus dispositivos electrónicos. Portátiles, tabletas, smartphones y similares fueron encerrados, dejando a los empleados de la compañía únicamente con el universo analógico como ayuda. Por apagar, hasta apagaron los medios de comunicación: uno de los trabajadores fue a primera hora de la mañana a buscar los diarios del día en papel al kiosko de la esquina.

Y eso cambió todo el proceso de trabajo: para hacer una sesión de naming tuvieron que echar mano de los Post-­its y de un diccionario o los analistas de tendencias tuvieron que trabajar con gráficos impresos. Los resultados del experimento, como publica Quartz, que estuvo presente en la jornada, fue que de entrada fueron más productivos. Las reuniones no se hicieron eternas, porque los reunidos estaban atentos y por tenían distracciones que les hiciesen pensar en otra cosa. Recortaron tiempos y tomaron decisiones más rápido. Además, las cosas se hicieron de forma mucho más sencilla y con menos vueltas y complicaciones: presentar unos resultados no implicó ni PowerPoint ni añadir información de redes sociales. Fue coger los números y simplemente fotocopiarlos.

Aunque para algunos trabajadores estar desconectados de la red y de la tecnología generó estrés (al fin y al cabo, tuvieron que perder el tiempo localizando a los trabajadores con los que querían hablar, por ejemplo), lo cierto es que para otros fue una manera de ser mucho más eficientes. Los departamentos creativos realizan un elevado número de actividades sin que la red y la tecnología sea fundamental, apagarla solo la elimina como fuente de distracción y hace que se centren en lo que realmente se tienen que centrar.

Entonces, ¿es este el ejemplo práctico e indiscutible de que la tecnología está acabando con la creatividad y que apagarla no hará más que traerla de vuelta?

Creatividad vs tecnología, una batalla sin tregua

La creatividad y la tecnología están enfrentadas en una guerra sin cuartel, o al menos eso es lo que se podría pensar si se tiene en cuenta la avalancha de artículos, opiniones y análisis que se están lanzando sobre el tema. ¿Ha conseguido la tecnología anular para siempre el peso del simplemente trabajo creativo? ¿Tiene algún sentido sentarse a simplemente esperar a las musas cuando el big data puede predecir perfectamente lo que el consumidor quiere encontrar?

Al fin y al cabo, el potencial de la predicción ha tocado ya todos los campos y lo que se espera del futuro es desde productos en el supermercado que responden a las necesidades específicas de cada grupo de población hasta novelas en las que el final no va a desilusionar nunca al lector porque estará marcado por lo que el análisis dice que va a ser el elemento determinante para el éxito.

Las listas de síntomas de que la tecnología está tomando la mano de la creatividad son siempre muy largas. En el caso de la industria del marketing abarcan al hecho de que los algoritmos estén empezando a dominarlo todo (hasta el cómo se compra publicidad en televisión), a que la separación de consumidores y el entenderlos venga marcado por ello o a la creciente importancia que las herramientas tecnológicas tienen en el día a día de la industria.

Las empresas de marketing están de hecho gastando cada vez más dinero en nuevas tecnologías, invirtiendo más y más en conseguir herramientas que simplifiquen su trabajo. Según previsiones de IDC, de aquí a 2018 gastarán más y más en tecnología, tanto que solo 2018 invertirán en esas herramientas 32.300 millones de dólares (algo más de 25.000 millones de euros), lo que supone si se tiene en cuenta lo que se está gastando ahora un ratio de crecimiento del 12,4% anual. El software será empleado para gestionar relaciones, producir y controlar contenidos o para captar datos y conseguir así acumular información sobre los consumidores (el tan llevado y traído big data).

Y a esta situación se suma el hecho de que cada vez más los perfiles claramente tecnológicos tienen una elevada demanda en terrenos que hasta ahora solo eran creativos. El futuro de las marcas pasa por hacerse con matemáticos, data scientist, futuristas o expertos en dispositivos móviles. Ellos serán los que tomen por asalto el terreno de la gestión de la marca.

 Pero la creatividad no está moribunda

Pero aunque las pistas podrían indicar que la creatividad está un tanto herida de muerte, lo cierto es que no está por completo moribunda. Lo cierto es que el ser humano es creativo y aprecia los esfuerzos de creación de los demás. Uno de los anuncios que más éxito ha tenido en los últimos años y que se convirtió en un viral, el de Cadbury y un gorila, fue rechazado antes basándose en todos los análisis predictivos y techies que se podían aplicar. La ciencia decía que no iba a llegar al consumidor. Pero el consumidor recibió encantado una idea tan creativa.

Además, no hay que dejar que la tecnología ciegue. Las herramientas tecnológicas son capaces de dar información y de crear respuestas muy fiables y muy eficaces pero no son capaces de verlo aún todo. No hay más que fijarse en una de las corrientes emergentes dentro del big data. ¿Cuáles son los profesionales que los expertos en big data empiezan a recomendar como fichaje indispensable para conseguir triunfar? Su nombre es data artist y ni es un matemático ni es un científico. El data artist es simplemente un espíritu creativo. De hecho, el perfil que tienen estos profesionales se aleja mucho de lo que se da por sentado en el mundo de los analistas de datos. Muchos de ellos vienen del terreno del arte, o de los museos, y son fichados porque son capaces de ver más allá de los números, de los totales de información.

 

By PuroMarketing

Anuncios

Wearables, ¿herramientas laborales del futuro?

telemarketing-deteccion-de-oportunidades

 

Los auriculares, relojes inteligentes y dispositivos para brazo y muñeca, son algunos de los wearables más utilizados por los empleados; los principales beneficios para las empresas están relacionados con  seguridad, productividad, colaboración y la eficacia en el lugar de trabajo.

El 73% de los trabajadores a nivel global están listos para adoptar la tecnología portátil en el trabajo y ve al menos un beneficio potencial en el uso de éstas herramientas. Así lo reveló una encuesta Wearables en el trabajo realizada en conjunto por el Workforce Institute de Kronos Incorporated y Harriis Poll en septiembre de 2014 y basada en la respuesta de 9,126 personas mayores de 18 años en ocho países de todo el mundo.

La investigación realizada en Australia, China, Francia, Alemania, India, México, Gran Bretaña y Estados Unidos reveló que, el uso de la tecnología portable es más prominente en el trabajo, especialmente en los países donde los adultos han adoptado la tecnología wearable para uso personal.

Por país, 48% de los estadounidenses respondió que cree que las tecnologías usables podrían beneficiar el lugar de trabajo, cifra que fue superada por el 96% en México, 94% en China, 91% en la India, 72% en Alemania, 69% en Australia y Francia y 66% en Gran Bretaña.

Asimismo, 73% de los adultos en China respondió que, en la actualidad utilizan dispositivos portátiles en su vida personal, seguido por la India (72%), México (70%), Alemania (40%), Australia (30%), Gran Bretaña (27%), Francia (22%) y finalmente Estados Unidos con el porcentaje más bajo (13%).

Al respecto, Joyce Maroney, directora del Workforce Institute de Kronos Incorporated dijo: “Hay una fuerte creencia de que la tecnología portátil va a despegar en el lugar de trabajo antes de casa, ya que los dispositivos como los relojes inteligentes, gafetes de identificación inteligentes y dispositivos para fitness y salud pueden proporcionar a las organizaciones mayores puntos para recolectar datos antes desconocidos, para asegurar considerablemente la seguridad, productividad, colaboración y la eficacia en el lugar de trabajo”.

El 82% de los encuestados en México y la India respondió que, alguna vez han utilizado herramientas tecnológicas como auriculares, Smart badges (dispositivos inteligentes) y lectores de códigos de barras para actividades relacionadas con el trabajo, frente a 56% de los adultos en Alemania.

En Estados Unidos el 20% de los adultos dijo que ha utilizado un dispositivo portátil para actividades relacionadas con el trabajo, 38% de Gran Bretaña, 43% de Australia y 45% en Francia.

Dispositivos ganadores

A nivel mundial,  los tres dispositivos portátiles que los adultos en la mayoría de los países afirman serían útiles en su actual posición laboral son: los auriculares inteligentes, relojes inteligentes y dispositivos para  brazo / muñeca.

Por país, el 20% de los adultos empleados en Estados Unidos siente  que los Smart watches les serían útiles en su posición actual, en comparación con el 56% en China, 49% en la India, 40% en México, 33% en Australia, 26% de Gran Bretaña, y 21% tanto en Francia como en Alemania.

El tema de la privacidad fue catalogado como el más relevante en el 44% de los trabajadores estadounidenses. Seguridad de los datos fue la segundo mayor preocupación, pero sólo el 35% de adultos estadounidenses empleados  lo citan como un problema potencial,  lo que sugiere que las preocupaciones de privacidad y datos no será un obstáculo sustancial si se observan beneficios de las tecnologías wearables en el lugar de trabajo.

 

By Forbes Staff

¿Quieres emprender una campaña de native advertising? Estos 5 consejos son para ti.

manejo-redes-sociales-profesional

 

La publicidad nativa -en sus múltiples formas y estilos- fomenta uno de los debates más interesantes en cuanto a ética periodística y generación de contenidos publicitarios disimulados en medios masivos de comunicación.

Conocidos también como publireportajes, estos estilos de comunicación empresarial resultan auténticas armas de doble filo, ya que al concentrar esfuerzos en ser discretos la información se come a las marcas (y prácticamente ningún espectador se da cuenta de la diferencia con una noticia real),  pero si las marcas reafirman su presencia en el medio, el lector se siente engañado al estar leyendo publicidad en lugar de una noticia.

Por esa razón, a continuación te presentamos 5 consejos altamente efectivos para emprender una campaña de native advertising y no fracasar de forma miserable:

1.- Siempre comparte contenidos claros y relevantes

Aunque busques generar un impacto, tienes la obligación de apegarte a los principios éticos del mundo de la comunicación. No publiques información falsa, ni trates de engañar a tu audiencia con testimonios que jamás existieron. Estos espacios deben conservarse relevantes por el bienestar de las marcas y la credibilidad de los medios de información.

2.- Cuida la calidad del equipo editorial

Al estar pagando por el espacio, tienes el derecho de revisar la calidad de la información que generan los especialistas. No importa que estos sean propios de tu marca o parte del medio en donde te anuncias. Cualquier error será tu responsabilidad y la trascendencia del artículo depende de la comprensión absoluta de la audiencia.

3.- Relaciónate con los medios

Conoce sus dinámicas de trabajo, los temas que están abordando y cuáles son las notas que más impacto les han generado. Sigue nombres y articulistas y siempre solicita la información que más te convenga para elaborar tu estrategia.

4.- Maneja un diseño impecable

Parte del impacto que vas a generar en los medios es gracias al atractivo visual que presentes. Con esto nos referimos a que los gráficos o tablas deben estar bien equilibrados y no deben distar mucho del estilo del medio al que estás pagando por el espacio.

5.- Monitorea la conversación que generan los contenidos

Un paso fundamental para iniciar la estrategia (y para concluir una también) es monitorear la información de la que se esté hablando. De esta forma, si tu empresa vende desinfectantes y un tema delicado es la transmisión de la influenza, debes revisar la conversación que se genere antes para detectar cuáles son las inquietudes de las personas y tratarles de dar solución con tu colaboración publicitaria.

 

By Salvador Vega

BitBrick Band, el wearable creado por mexicanos

 

administracion-facebook

 

México tiene mucho talento y en el #CES2015 pudimos conocer a los creadores de Bitbrick Band, una pulsera inteligente que nos ofrece mucho más que las bandas convencionales, ya que además de monitorear nuestras actividades físicas –pasos, distancia recorrida y calorías quemadas– nos ofrece la opción de controlar otros gadgets como tabletas, smartphones, computadoras, Smart TV’s, reproductores de música y mucho más. 

 Una de sus características que más sobresalen es la función Emotigesture, la cual te permite publicar estados en Facebook con solo mover la muñeca, así como Egometer, con la cual puedes descubrir qué tan populares son tus publicaciones en Facebook.

 “Esta pulsera está hecha para las personas de la vida moderna, que siempre están conectadas y en movimiento. Quisimos que nuestro producto fuera todo en uno, pero sobre todo que permitiera a los usuarios compartir sus emociones con un simple movimiento de la muñeca de tal forma que la tecnología funcione a favor de la vida profesional, la vida social y la salud de quien la use”, comentó Ricardo Arriaga, Director General de Ironbit.

 ¿Qué tipo de cosas puedes hacer?

Tomar una selfie sin necesidad de tocar tu smartphone, recibir notificaciones personalizadas tanto de tus redes sociales, como de llamadas entrantes, consultar la hora actual, cambiar de canal o subir/bajar el volumen con solo mover la mano, actualizar tu estado de Facebook mediante un gesto, así como controlar consolas de videojuegos e interactuar de forma diferente con ellos.

 ¿Dónde la compro?

Actualmente, la pulsera inteligente BitBrick Band está juntando dinero dentro del sitio Indiegogo y tienen una meta de $100 mil dólares, así que si te gusta el proyecto y quieres tu propia pulsera inteligente, la puedes tener por solo $80 dólares más otros $30 dólares por costo de envío. 

Especificaciones técnicas

Compatibilidad: Android e iOS

Rango: 7 metros

Sensor: Acelerómetro

Alertas: Vibrador, sonido y luz

Tiempo de carga: 3 horas

Duración: 5 días

Peso: 16 gramos

By Alejandra Ramos

 

¿Qué oportunidades y retos nos trae “el internet de las cosas”?

administracion-profesional-de-facebook

 

Algunos creerán que es algo de lo que se está empezando a hablar ahora, pero la idea del internet de las cosas lleva con nosotros desde 1999, usada por primera vez por Kevin Ashton.

Llevamos años esperando los primeros avances en este sentido, en el que cada vez más y más aparatos de nuestra casa y del entorno en el que vivimos estén conectados a internet, como nuestras persianas, nuestra nevera o nuestro coche. Además, cada vez es más fácil que esto se haga realidad debido a que en casi cualquier lugar tenemos acceso a internet, como en nuestro trabajo o a través de nuestro teléfono móvil con las tarifas de datos, lo que conlleva que podamos controlar casi cualquier electrodoméstico de nuestra casa, además de que los chips y sensores que necesitarían los aparatos para conectarse a internet son más y más baratos.

La ventaja más a la vista es que estos aparatos pueden conocer nuestras necesidades, activarlos desde nuestro móvil o adecuarse a ciertas situaciones: pueden hacernos el pedido de la compra si nos estamos quedando sin cierto alimento, hacer que se bajen las persianas a medida que va oscureciendo o ir encendiendo suavemente nuestra música favorita a medida que nos vamos despertando.

¿Y qué les interesa de estos aparatos a los profesionales del marketing? Pues simple y llanamente: nuestros datos. Qué compramos, qué música escuchamos, a qué hora nos acostamos o nos levantamos, qué productos elegimos para lavar nuestra ropa o cuál es nuestra cerveza favorita, y todo al más mínimo detalle. Aparatos conectados a internet que nos recomienden una gama de productos que saben que nos gusta, publicidad específica en nuestros dispositivos móviles.

Y esto también conllevaría también una asociación entre marcas. Imagine que una marca de electrodomésticos sólo nos recomiende una gama de productos de una marca: nos produciría un poco de rechazo, pero si hay ofertas de por medio, es muy probable que este tipo de asociación dé sus frutos.

Por el momento, los únicos aparatos que se conecten a otros y que ya estén en el mercado son los wearables, aunque éstos sólo se conectan a otros de la misma marca, por lo que las dos alternativas que quedan es que una sola marca acapare todo el mercado o que acaben conviviendo con un sistema común en el que todos estén conectados, sin importar la marca a la que pertenecen.

De momento tendremos que esperar cómo avanza el desarrollo y producción de estos nuevos aparatos conectados y, lo que es más importante para los usuarios: saber qué ocurrirá con nuestros datos, porque las brechas en la seguridad de los datos en la red se ha visto comprometida varias veces y los sistemas de seguridad no están del todo desarrollados para evitar posibles filtraciones.

 

By Marketing Directo