8 Tipos de clientes “indeseables”.

Gracias a nuestros clientes nosotros tenemos trabajo y debemos esforzarnos al máximo para obtener los resultados deseados y satisfacer a nuestros clientes. La situación ideal es que tengamos una comunicación fluida y bilateral con nuestros clientes, que entre todos (prestadores del servicio y el cliente) nos entendamos a la perfección. He aquí el listado de clientes “indeseables” de los que tenemos que salir huyendo sin pensarlo mucho.

El Cliente Abusivo (o el grosero): Cree que todavía vive en la época de la esclavitud, lo que es peor, no te ve como un prestador de servicios, sino como un ser inferior al que le paga y por tanto te trata como le parece, sin la más mínima cortesía. Es aquel cliente que te insulta, tanto por teléfono como por mail, o que utiliza un lenguaje grosero y soez para dirigirse a tí, faltándote el respeto, solo por el hecho de que él paga.

El Cliente Mala Paga: Trabajas en sus proyectos, y cuando llega el momento de pasar la factura te dice que paga la semana que viene, el mes que viene…o nunca. Al mala paga es mejor decirle chao de una vez por todas, si no quieres esforzarte por nada.

El Cliente “Sabelotodo”: Se caracteriza por saber más que tú o conocer a alguien (amigo, hermano, colega, etc, etc) que hace lo mismo que tú y siempre tiene una sugerencia respecto a tu trabajo.

El Cliente que no tiene ni horario ni fecha en el calendario (“The All-Night” Client): Es aquel que te llama un viernes a las 2:00 am, si las dos de la mañana, cuando o estás durmiendo o estás en una discoteca disfrutando de un momento de relax, para darte ideas, o que se le ocurrió “x” cosa para el proyecto que le llevas o para darte órdenes sobre algo que quiere que salga el sábado a las 10:00 am.

El Cliente “Anti-contrato”: Es aquel cliente que cuando te contrata no considera necesario firmar un contrato de servicios o una propuesta con las condiciones del servicio que le prestarás y que prefiere que todo se converse sin que nada quede por escrito

El Cliente Indeciso: Hoy quiere desarrollar la estrategia de esta manera. Tú trabajas, presentas un trabajo de primera y el cliente te dice que ya no está seguro de que quiera el trabajo así, que ahora prefiere otra cosa, que no está muy seguro.

El Cliente “Pichirre” (avaro): Quiere hacer miles de cosas pero por el mismo precio, (el más bajo por cierto), sin tomar en cuenta que la modificación de un proyecto tiene costos adicionales que se deben pagar.

El Cliente Insaciable: Nunca está satisfecho con tu trabajo, quiere más y más, para él los límites no existen, nunca está contento con lo que haces y te pide más. Si no estableces límites de tiempo y dinero, al final un proyecto con este cliente te saldrá más caro.

Como prestadores de servicios debemos poner nuestros límites y dejar establecidas de manera expresa nuestras obligaciones y las obligaciones de los clientes para con nosotros, deben existir horarios, tarifas y condiciones que deben ser respetadas por ambas partes.

Por: Paola Yanine García/ Eventos & RS Staff

Fuente: Gestiopolis

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s