Cómo dar un buen servicio al cliente

A medida que aumenta el número de competidores así como el de productos ofertados en el mercado, los consumidores se vuelven cada vez más exigentes.

Ellos ya no sólo buscan buenos precios y productos de buena calidad, sino también, que se les brinde un excelente servicio al cliente.

Muchas empresas son conscientes de la importancia de brindar un buen servicio al cliente, pero a pesar de ello, no lo ponen en práctica, ya sea por dejadez o simplemente por no saber cómo dar un buen servicio al cliente.

Y si este último es tu caso, te presentamos a continuación algunas reglas o principios que al ponerlas en práctica te ayudarán a brindar un excelente servicio al cliente.

Siempre saluda

La primera regla para dar un buen servicio al cliente es siempre saludar.

Debes saludar al cliente apenas éste ingrese al local de tu negocio, de preferencia con una amplia sonrisa y, en caso de tratarse de un cliente frecuente, procurar saludarlo por su nombre.

Brinda un trato amable

Otra regla para ofrecer un buen servicio al cliente es brindar un trato amable.

Debes brindarle al cliente un trato amable, cortés y servicial, hacerle notar que estás para servirlo, y que estás interesado genuinamente en su satisfacción.

Ofrece un trato personalizado

Algo que hoy en día los clientes aprecian mucho es que se les ofrezca un trato personalizado.

Debes ofrecerle promociones exclusivas, brindarle un producto o servicio que satisfaga sus necesidades particulares, procurar que un mismo trabajador atienda todas las consultas o dudas, etc.

Atiende con rapidez

Una regla de oro en el servicio al cliente es que debes procurar atender al cliente con rapidez.

Apenas el cliente ingrese a tu negocio, debes acercarte a él incluso si estás ocupado (en cuyo caso podrías decirle que lo atenderás en un momento), y luego atenderlo con la mayor rapidez posible.

Nunca discutas con el cliente

Ante una opinión, objeción o reclamo por parte del cliente, nunca debes ponerte a discutir o polemizar con él.

Debes mantener la calma y mostrarte amable por encima de todo, pudiendo responder cortésmente que respetas su posición, pero que no la compartes.

Sé flexible

A pesar de las reglas o políticas que tu empresa pueda tener, en ocasiones, debes ser flexible y hacer concesiones si lo consideras conveniente.

Por ejemplo, no debes ser tan estricto y, en ocasiones, alterar el menú de tu restaurante, en caso de que el cliente te lo pida.

Sé sincero

Sé siempre sincero con el cliente acerca de tus productos o servicios, y nunca le prometas algo que sabes que no vas a poder cumplir.

Nunca digas que tu producto cuenta con características que en realidad no posee, ni prometas entregar un producto en una determinada fecha si sabes que ello no va a ser posible.

Cumple tus promesas

Si has prometido algo al cliente, debes cumplir siempre con lo prometido.

Si has prometido entregar un producto en una determinada fecha, debes entregar el producto en dicha fecha, y si por algún motivo sabes que no podrás hacerlo, debes llamar inmediatamente al cliente y ser sincero con él.

Da siempre las gracias

Finalmente, una vez que el cliente haya completado su compra, no te olvides de darle siempre las gracias.

Y luego de haberle dado las gracias, despídete de él amablemente, y deséale un hasta pronto.

Por: Lizeth Samayoa /Evento y RS Staff

Fuente: Merca 2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s